martes, 12 de noviembre de 2013

Fin de una historia

DSC_3010 DSC_3017 DSC_3042 DSC_3049 DSC_3055-horz

Todo acaba. Eso pensaba cuando paseaba por estas casas abandonadas. 
También pensaba en la vida que se pudo vivir en ellas, quizá una buena vida, quizá una mala vida.
La vida siempre deja huellas.
Y pensaba en la belleza de lo roto, de lo abandonado. E imaginaba cómo podía ser todo cuándo fue nuevo y habitado.
No somos nuestras casas, pero un pedazo de nosotros ponemos en ellas e igual se queda cuándo nosotros nos vamos, aunque sea para siempre. No lo sé.

Banda Sonora:

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jeje! Fui la semana pasada, tuve cuidado, allí no había nadie ni nada raro :)

      Eliminar
    2. no encontraste lo que buscabas entos

      Eliminar
  2. a mi tambien me encanta imaginar lo que fue en lugares abandonados... muy buenas fotos!

    ResponderEliminar
  3. Siempre he le pensado que cuando dejas una casa sola, la desolación termina con ella en cuestión de meses, las casas necesitan el calor humano y esa energía de las cosas para mantenerse fuertes, también creo que una casa impecable es una casa triste, se necesita ver en ellas el paso de la vida cotidiana, nunca he entendido a esas personas que tienen las casa como museos y no dejan que nadie toque nada!! Por cierto ya te mande la dirección de la mía, abrazos !!

    ResponderEliminar
  4. No me gustan las casas abandonadas, no. Me dan un poco de angustia.

    Al ver esto he pensado en todas esas casas con las que se han quedado los bancos en EEUU y que han dejado ciudades casi arrasadas, llenas de casas abandonadas y solares. Creo que por España debe de haber alguna urbanización parecida. Me pone los pelos de punta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que dices. No solo está ocurriendo eso en EEUU, los mismos que inventaron esta crisis están comprando miles de inmuebles en España. Resulta que para muchos esta ruina en la que estamos significa negocio, de verdad, que asco!
      La realidad cada vez me angustia menos, es lo que hay. Me gusta saber lo que pasa e intento buscar alternativas a la angustia, la depresión y el escepticismo, aunque a veces me es inevitable caer en ellas. Buen día, guapa!

      Eliminar
  5. A mí sí me gustan, siempre hay detalles interesantes para fotografiar. Yo procuro no pensar en lo que ha pasado o no en ella.

    Saludos,
    buen día.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por todos vuestros comentarios!

    ResponderEliminar